Nuestro primer conversatorio

Conversamos de fútbol mercado y fútbol social con representantes de clubes deportivos y del Laboratorio Social del Deporte

Nuestro primer conversatorio

     El día viernes recién pasado, la filial 19 de abril -Santiago Centro- del CSD COLO-COLO llevó a cabo un conversatorio en el Campus  Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, específicamente en la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO).
     El carácter de la actividad comprendía una revisión crítica al actual modelo que controla el fútbol profesional, valorando la recuperación de los clubes deportivos a manos de sus socios, los que han sido relegados por las sociedades anónimas -actuales entes rectores de la actividad- a un lugar casi inexistente, y además con la notoria intención, de las mismas, de abolir esta figura sustancial y simbólica.
     Para esta ocasión se invitó al panel al Profesor Rodrigo Figueroa: Licenciado en Sociología y miembro del Laboratorio Social del Deporte de la U. de Chile, Eduardo Poblete: Encargado de Filiales del Club Social y de Deportes Concepción, y Francisco Carcey: Vicepresidente de Filiales del Club Social y Deportivo Colo-Colo.


     Mauricio Sanchez (Vicepresidente de la filial) le dio el vamos a la actividad. Contextualizó el escenario del fútbol mercado administrado por las sociedades anónimas. Además mencionó, desde la propia experiencia en la filial, el cómo los socios del CSD COLO-COLO hace un poco más de cuatro años retomaron el rol protagonista en el club a través de las filiales. Luego le cedió la palabra al Profesor Rodrigo Figueroa.

     El profesor explicó la descomposición que ha tenido el fútbol a través de los años a nivel de país. De lo que era un bien social, pasó a ser un bien netamente económico, arrastrando con ello la pasión, las redes sociales comunales o el libre acceso al deporte en los barrios. Las sociedades anónimas eliminaron la estructura social de los clubes convirtiéndolos en una industria financiera, una industria con capital especulativo, capital de riesgo, marketing, con inversiones de utilidad a corto plazo, exitistas y bursátiles. Esto provoca que el hincha poco a poco vaya olvidando los procesos largos y se mentalice en salir campeón rápidamente, asiéndose parte de una neurosis colectiva ansiosa de apabullantes triunfos.
Contra este modelo netamente comercial, resaltó el trabajo que desarrollan las filiales del CSD Colo-Colo con sus escuelas deportivas populares, ya que cada fin de semana sacan a Colo-Colo del Monumental, y lo acercan a la gente, a los niños, al barrio de cada comuna de Santiago y también a las regiones. Producen el tejido social que se ha ido debilitando y además proponen un nuevo modelo de juego, revitalizan el fútbol.

     Después se le cedió la palabra a Eduardo Poblete, representante del Club Social y de Deportes Concepción. Presentó una breve historia de como el club llega a la desafiliación por parte de la  Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) motivada en gran parte por la pésima administración de las SAPD a cargo del club. Cuando el club ya es desechado por sus administradores, aparecen sus socios para levantarlo, los hinchas que a través de toda su historia han abrazado al club. Se niegan a dejar que su club muera, se organizan, se autoconvocan y comienzan a trabajar en un objetivo común: devolver a Deportes Concepción al sitial que le corresponde. Es así como días después de la desafiliación eligen una nueva directiva, desarrollan una campaña para  juntar fondos, con esos fondos pagan deudas, reparan instalaciones de sus campos deportivos y solventan la categoría juvenil.  Este año logran llegar a un acuerdo con la concesionaria y compran el 98% de las acciones de Concepción SADP lo que los hace controladores totales de la institución. Sin duda un ejemplo de pasión y perseverancia.

     Por su parte, Francisco Carcey, expuso que una de las formas de luchar contra el modelo de las SADP es con las escuelas gratuitas que manejan las diferentes filiales del CSD Colo-Colo. Fútbol, básquetbol y voleibol son algunas de las disciplinas que se desarrollan en diferentes comunas de Santiago, además de algunas en regiones. Todas ellas se autofinancian con aportes de los socios y apoderados. Dice que el objetivo de estas escuelas, más que formar un deportista, es formar una persona con valores y principios, la mayoría basados en el legado de David Arellano; fundador de Colo-Colo. Si bien antes de la quiebra las filiales cumplían un rol netamente de hinchas que solo recibían beneficios, hoy por hoy son un factor social importantisimo en la lucha contra el modelo. Además comentó la creación de nuevas ramas en el CSD Colo-Colo como la de voleibol la cual ya participa en torneos.

     Una jornada enriquecedora y podemos decir esperanzadora para el futuro de los clubes sociales en el fútbol chileno. Agradecemos al representante del Laboratorio Social del Deporte, Club Social y de Deportes Concepción y Club Social y Deportivo Colo-Colo

 Links de interés:

Laboratorio Social del Deporte

La dura travesía del León de Collao a un año de ser "inviable"

Liga Escuelas Gratuitas de las Filiales